domingo, 26 de julio de 2009

Danzon y Danzonete

Danzon y Danzonete


El danzón proviene de dos vertientes: la contradanza cubana y la habanera (primera expresión vocal autóctona de Cuba). La contradanza se origina en el siglo XVIII a través de España y en Cuba le fue adicionada la conga de origen africano. Posteriormente el aporte franco-haitiano se hace presente en la evolución de la contradanza cubana con la contradanza francesa y el minué.
Así, la contradanza cubana da pie a la danza cubana de tempo lento y melancólico dando espacio a la estrofa cantada, es decir, a la habanera, mencionada anteriormente.
La contradanza cubana y la habanera en la medida que evolucionan cronológicamente dan lugar a ritmos variados, a saber: el danzón, el danzonete, el danzón de ritmo nuevo (danzón mambo), el cha-cha-chá y la pachanga, todos ellos asociados a la charanga francesa, hoy conocida simplemente como charanga.
La charanga francesa entró a Cuba gracias a los inmigrantes de Haití. Los instrumentos típicos de este ritmo eran el piano, el violín y la flauta. A principios del siglo XX le fueron adicionados la tumbadora cubana, el timbal o paila criolla y el güiro, renombrándose como charanga a secas.

Luego de la primera y segunda décadas del siglo XX el danzón incorpora elementos de otros géneros cubanos, en especial del son, es así como en 1929 Aniceto Díaz fusionó el son y el danzón creando el danzonete, ejemplo de danzonete es la composición "Rompiendo la Rutina". En contrapeso al danzonete nace el sonsonete, que era un son con cambios en cuanto al canto, había una parte cantanda sin su correspondiente respuesta del coro, como sucedía con el danzón.
video

0 comentarios:

 
© 2007 Template feito por Templates para Você