lunes, 7 de septiembre de 2009

Carnavales de Santiago



Carnavales de Santiago




A fines del siglo XVII una procesión recorría las calles de los alrededores de la Catedral para celebrar el día de Santiago Apóstol (julio/25), patrono de la ciudad.

Con el tiempo las procesiones se extendieron a los días de San Juan (junio/24), San Pedro (junio/29), Santa Cristina (julio/24) y Santa Ana y San Joaquín (julio/26). El aporte africano y franco-haitiano abarca todas las expresiones de la fiesta y se hace notar sensiblemente en la danza, la música, el vestuario y otros de sus elementos plásticos. La incorporación de los mamarrachos (personas fantaseadas con colorido e irregular vestuario) y los enmascarados al final de la procesión, se convertía en una fiesta popular. Luego se incorporaron los cabildos y grupos de parranderos que, acompañados de tamboriles, sonajas, bándolas y chachás, entonaban sus cuartetas y estribillos pegajosos para ambientar la fiesta de los mamarrachos. Esta manifestación popular se convirtió en el embrión de los actuales carnavales santiagueros.El carnaval cristalizó como tal al principio del siglo XX, y desde entonces las celebraciones se realizan sólo en el mes de julio.Las congas son verdaderas procesiones en que un mar de pueblo marcha bailando y cantando estribillos improvisados por diferentes calles de la ciudad, al son de los tambores, la corneta china y de otros instrumentos de percusión. Los músicos, que comenzaron al frente de la "concentración", son como tragados por la misma en la medida que el pueblo se incorpora.Previa o posteriormente a las congas desfilan los mamarrachos y muñecones para deleite de grandes y chicos. Los muñecones son personajes de la literatura y el mundo infantil .Otro elemento del carnaval son las comparsas, en las que decenas de bailadores con un colorido vestuario, representan coreografías relacionadas con las tradiciones caribeñas y con la vida del santiaguero. Las comparsas incluyen carros alegóricos, bellamente engalanados y fantaseados y con efectos de luces, sobre los que también danzan varios bailarines. El desfile pasa por diferentes calles y el pueblo lo disfruta desde los corredores y balcones. En la Avenida Garzón, una tarima provisional acoge a miles de personas y al Jurado que se encargará de seleccionar a las comparsas más destacadas.


video

0 comentarios:

 
© 2007 Template feito por Templates para Você