lunes, 7 de septiembre de 2009

Historia del Beisbol en Cuba


Historia del Beisbol en Cuba





El béisbol, como deporte, tiene sus orígenes en el juego de "Batos" que jugaban los aborígenes cubanos, específicamente los taínos y que está documentado por los propios cronistas españoles que viajaron a la isla en las diferentes expediciones relacionadas con la conquista y la colonización.

Dicho juego, según consta, se realizaba en el “batey” y era un rudimentario juego de pelota que consistía en pegarle a una bola hecha de resina y hojas moldeadas, con un pedazo de la rama de un árbol cortada al estilo de una pala.

Otros hechos relacionados con estos antecedentes es el de la relación que han visto los lingüistas en el origen de las palabras “bate” (inglés bat) y “batear” con las correspondientes “batey” y “batos” usadas por loa taínos.

Después de esto se pierde la pista del juego de pelota hasta 1845. Fecha en la que se sabe que Alexander J. Cartwright funda el equipo Knickerbocker, primero en Nueva York y del mundo con lo cual la práctica del nuevo deporte comienza a extenderse por las tierras del Caribe. Se dice que los marines americanos son su principal difusor y que es Cuba el primero de los países al que llega este pasatiempo de moda.

En aquella fecha entonces, eran famosas en la isla las corridas de toros, que comenzaron a ser desplazadas por el nuevo deporte que requería más concentración y que no era salvaje como la tauromaquia.

Tanto en Matanzas como en la Habana el juego comenzaba a extenderse lo que hizo que el primero de octubre de 1868 Francisco de Lersundi, Capitán General de la Isla, dictara un decreto mediante el cual suprimía la práctica del béisbol en territorio nacional, por considerarlo "un juego antiespañol y de tendencia insurreccionales, contrario al idioma y que propicia el desamor a España..."

A raíz del fusilamiento de los estudiantes de medicina en 1871, muchas familias ricas enviaron a sus hijos a estudiar a escuelas y universidades de los Estados Unidos. De esta oleada son Nemesio Guillo (considerado el fundador del béisbol en Cuba), José Dolores Amieva y sus dos hermanos, todos jóvenes estudiantes que al regresar a Cuba introdujeron la técnica y ayudaron a propagar el deporte que habían conocido en Norteamérica.

Ellos crearon un equipo en Matanzas y comenzaron a jugar en terrenos yermos. Pronto se construiría en Pueblo Nuevo, Matanzas, el histórico estadio del Palmar del Junco, reconocido como el primero de su clase en la isla y donde se celebrara en 1874 el primer juego oficial de pelota de Cuba.

El terreno del Palmar del Junco, pertenecía a los antepasados del doctor Martín del Junco, famoso abogado, Fiscal de la Audiencia de La Habana y lanzador amateur en sus días de estudiante. Se construyo una glorieta con techo y otra a la intemperie en lo que después se conoció como "gradas del sol". El primer partido en el Palmar del Junco, se celebro exactamente el domingo 27 de diciembre de 1874, entre el Matanzas y el Habana.

Según una crónica aparecida cuatro días después en el periódico "El Artista", editado en la ciudad de La Habana, el equipo representativo de La Habana trituró al de Matanzas con anotación de 51-9, apoyados en el lanzamiento de Ricardo Mora y el bateo del receptor Esteban Bellán, del Mutual Club de Nueva York en las Grandes Ligas.

Bellán, no solamente fue el pionero de todos los cubanos y latinoamericanos en jugar en las Ligas Mayores en 1871, sino que además se convirtió esa tarde en el primer cubano y latinoamericano en conectar 3 jonrones en un encuentro. Según la reseña firmada por un redactor deportivo que se hacia llamar "Henry", "una concurrencia numerosa presenció el acto (juego), que por la novedad llamo la atención", agregando que "gusto mucho también el sencillo y apropiado uniforme del Habana Club".

El desafió termino a las 5 y 35 minutos de la tarde, hora donde la oscuridad no permitió continuar. El partido lo inició y lo terminó el lanzador Ricardo Mora, quien además se anotó un jonrón.

Tres años después, en 1877, se concertaría en el propio Palmar de Junco, el primer encuentro internacional con un equipo americano que llegó al puerto de Matanzas, a bordo de un barco-escuela de Estados Unidos.

Un año después, en 1878 la fiebre de la pelota se apoderó de todos los cubanos. Se creó la Liga Profesional del béisbol Cubano. Se construyeron estadios por todas partes y en La Habana, docenas de aficionados acudían a los "placeres" como las Canteras de Medina, Melitón, Hacendados, el Placer de Peñalver y la Quinta de Torrecillas en Puentes Grandes, para ver jugar béisbol.

En este mismo año, los españoles quisieron imponer el balompié en Cuba alegando que se trataba del "deporte de los reyes", pero ya era demasiado tarde, pues eran los cubanos los que comenzaban a convertirse en los reyes del béisbol.


La fundación del primer campeonato cubano de béisbol, comenzó el 29 de diciembre de 1878 con un desafío entre Habana y Almendares, los que más tarde devendrían eternos rivales de su pelota profesional. El partido se efectuó en el terreno del Habana, en la calle Línea, Vedado, donde hoy está el hospital maternidad de Linea

El béisbol profesional se practicó en Cuba hasta 1961.

Cuatro, eran los equipos profesionales:

Almendares. Habana. Cienfuegos y Marianao.

video

0 comentarios:

 
© 2007 Template feito por Templates para Você